martes, 11 de junio de 2013

Fotos Históricas: la primera carrera automovilística de la historia

El 22 de julio de 1894 tuvo lugar la que podríamos considerar como primera competición automovilística de la historia. La carrera se disputó entre Paris y Rouen con un recorrido de 127 kilómetros.

Un año antes el periodista Pierre Giffard de la revista Le Petit Journal organizó un evento al que bautizó con el nombre de «la carrera de carruajes sin caballos» [Concours des Voitures sans Chevaux], en la que se podía apuntar todo aquel que quisiera y para ello se abrió un plazo de inscripciones entre diciembre de 1893 y abril de 1894.

Fueron más de un centenar los participantes inscritos, pero para poder participar primero tuvieron que pasar una serie de pruebas eliminatorias hasta la fecha en que se disputó, por lo que tan sólo 21 vehículos tomaron la salida.

Entre las extrañas normas que se pusieron para poder participar estaba la de que cada vehículo debía tener un mínimo de cuatro plazas que debían estar ocupadas por el conductor, un mecánico (que en la mayoría de casos era el constructor del auto) y dos jueces de carrera.

La competición no premiaba únicamente a quién fuese capaz de ir más rápido sino que se valoraban otros factores como la comodidad de los pasajeros durante el trayecto.

El ganador de aquella primera competición automovilística fue un tractor con motor de vapor conducido por el Conde Alberto de Dion. En segunda posición llegó el Peugeot alimentado por gasolina de Albert Lemeitre a 5 minutos del Conde. El tercer puesto fue para otro Peugeot a gasolina, el de Auguste Doriot a 10 minutos del primer clasificado. El cuarto puesto fue para el Panhard et Levassor, también con motor de gasolina, conducido por Paul Panhard, a 23 minutos del vencedor. Así hasta un total de 17 clasificados, no habiendo llegado a la meta otros 4 vehículos por diferentes averías.

A pesar de haber obtenido el primer puesto el Conde de Dion fue descalificado por los jueces que lo acompañaban, entre otras cosas por tener que emplear un fogonero. Por lo tanto el primer clasificado pasó a ser el Peugeot de Albert Lemeitre.

Un año después, el 11 de junio de 1895, el conde de Dion organizó la famosa carrera París-Burdeos-París. El París-Rouen fue considerado como el primer rally de la historia.




Ganador:  Peugeot de Albert Lemeitre






Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Comparte!